Introducción a las Confesiones de San Agustín de Hipona

15 abril 2020

El actual estado de confinamiento por coronavirus facilita la lectura de libros largos. Confesiones de San Agustín es un clásico apologético cristiano largo, no por el número de páginas – unas 488 – sino por la profundidad de su contenido. Estamos ante una teología desnuda, esencial, sin artificios – pero a la vez increíblemente profunda. Su entendimiento puede llevar años. Leer un libro es como arar un campo: la primera lectura es tan difícil como la primera roturación de un campo. Pero después, cada relectura es más rápida – destapando nuevos y sorprendentes puntos de vista – que están en función del conocimiento y grado de madurez del lector en el momento de la lectura.

1. Género literario inédito

Santísima Trinidad de Rublëv

La edición que nos ocupa – San Pablo, edición digital Kindle – tiene 488 páginas y cuenta con una amplia introducción a cargo del Padre José Anoz. Una buena introducción facilita una lectura provechosa. Se dan las claves para una mejor comprensión de la obra que desgranaremos a continuación.

San Agustín narra su propio testimonio de conversión a la vez que expone pensamientos teológicos variados. Por ejemplo: «A nosotros nos ha hecho él y no nosotros; nosotros, en cambio, nos habíamos perdido, pero quien nos ha hecho nos ha rehecho.» Es una obra ternaria como veremos a continuación.

Poema sinfónico en actitud confesante. Ofrece una imagen de la Trinidad. Gran variedad de cuestiones tratadas: memoria y tiempo, naturaleza del pecado, necesidad innata del hombre de ser amado por Dios, exégesis del Génesis – la Creación, uso masivo de Salmos.

Nombre, forma y naturaleza de las Confesiones

  • Libros 1-9: cómo llegó a ser cristiano frente a otras posturas filosóficas y religiosas. Describe su pasado. Tiene como interlocutor a Dios Padre.
  • Libro 10: interioridad: dificultades y luchas internas para ser cristiano. Describe su presente. El interlocutor es Dios Hijo.
  • Libros 11-13: conocimientos de las Escrituras, interpretación bíblica. Invita a cada lector y comunidad cristianos a realizarla con los ojos puestos en la situación social, religiosa y existencial en que se encuentran. El interlocutor es el Espíritu Santo y la Iglesia.
    • Libro 11: criatura general – Dios – no autosuficiente: no sometida al cambio, desgaste, tiempo ni a la muerte.
    • Libro 12: criatura entre dos orígenes Dios (ilimitado, siempre da) y el Cosmos (limitado)
    • Libro 13: Cristo tiene meta en tierra, Dios en el Cielo.

Dios siempre ha estado ahí

Pensar es poner primero a Dios

El pasado del autor –carcomido de errores y frustraciones terriblemente dolorosos, siempre, empero, acompañado por Dios.

Pensar se resume en dialogar con quien es la Verdad fontal, y que, a medida que el diálogo se desarrolla, la propia existencia, toda ella, hasta sus más remotos presupuestos, queda desnuda ante Dios y los hombres.

Los acontecimientos históricos no son lo más importante

No se preocupa en absoluto de reconstruir exhaustivamente su autobiografía. Los acontecimientos históricos de su vida no son importantes. La reflexión sobre el sentido que a su existencia da su anclaje en Dios, la confesión y la alabanza – son para él más importantes.

Confesiones es un reconocimiento adorador y un diálogo con Dios

Las escribió para que lo que a él le ha sucedido y el trato que el Dios de Jesucristo le ha dispensado enseñen a sus lectores a invocar confiadamente desde los abismos del sufrimiento, el desconcierto y la conciencia atribulada, al Dios del consuelo.

Orgullo de Nietzsche vs abajamiento de San Agustín

No es masoquismo, complejo de inferioridad ni falsa modestia. San Agustín sabe qué peculiar e inalienable del hombre es estar irreversiblemente invitado por Dios en persona a aceptarlo como mayor y mejor que él mismo, acogida que le garantiza su protección y, sobre todo, lo defiende de devaluarse ontológicamente, social y moralmente.

Ha descubierto que el camino único para ser y valorarse auténticamente, en toda su riqueza y posibilidades, es acoger a quien se le ofrece como Padre y Salvador. Por eso, de la altivez ha pasado a la confesión, es decir, al reconocimiento de Dios y de sus acciones en él y a su favor. La única actitud ante Dios correcta y satisfactoria resulta ser, por tanto, la confesión de dones ajenos y de insuficiencia propia.

2. Contenido general de las Confesiones

La maravilla de Confesiones es – que lo que el lector se dispone a leer – está en estrecha relación con lo que a él mismo le pasa.

Los 3 últimos libros contienen respuestas a preguntas planteadas en el primero. Describe en los nueve primeros libros su pasado, y en el décimo su situación actual como un combate en busca de la verdad. En el undécimo el autor se describe como criatura no enteramente autónoma, sometida al tiempo y, por eso, al cambio, al desgaste y a la muerte.

3. Contenido de las Confesiones por libros

El tiempo y el Cosmos forman parte del pensamiento de San Agustín
  • Libro I:
    • Nacimiento en 354 dC, infancia y niñez en Tagaste, hoy llamada Souk Ahras (Argelia)
  • Libro II: desarrollo:
    • Atenta contra el orden moral pervirtiendo el orden racional.
    • Conclusión: quien se aparta de Dios se destroza dejando pedacitos de sí que nadie quiere salvo el Señor.
  • Libro III: hechizado por el maniqueísmo.
  • Libro IV: el maestro:
    • Mundo interior profundo.
    • Listado de errores y opiniones que contaminaron su vida por creerse libre al margen del amor de Dios.
    • Vaciedad del maniqueísmo y astrología.
  • Libro V: viaje a ninguna parte:
    • Creyente ilustrado: encuentro con San Ambrosio en Milán que le enseña la verdadera comprensión de las Escrituras.
    • Conversión sin el entusiasmo de las certezas.
  • Libro VI: el toque de la fe:
    • Evolución desde el escepticismo.
    • Descubre la interpretación alegórica de la Biblia y su autoridad.
    • Ruptura de su compañera sentimental.
  • Libro VII: por la filosofía hacia la verdad:
    • Purificación de la inteligencia: situación intelectual de San Agustín e ideas falsas de Dios.
    • Oposición entre orgullo y humildad, descubre libros neo-platónicos y al Cristo mediador.
  • Libro VIII: ante las puertas de la Iglesia:
    • Purificación del corazón y de la voluntad.
    • Descubre Trinidad: imagen adecuada tanto del Dios único cuanto de Jesús como mediador, acoge la gracia, don que Cristo otorga mediante su Espíritu.
    • Necesarios testimonios de conversión de otros además de lectura Biblia.
  • Libro IX: viaje hacia la vida:
    • Alabanza misericordia de Dios por salvarnos.
    • Nadie se salva solo, y que la presencia de hermanos tiene gran relieve en el proyecto de Dios sobre cada persona.
    • Sentido cristiano de la amistad que, para ser plena, debe transformarse en amor oblativo por ambas partes, de forma que los amigos descubran que se mueven en un espacio mayor que el que ellos son capaces de crear y cultivar: el del amor de Dios, que abraza y trasciende todo y a todos.
  • Libro X: ascenso a Dios y viaje a la interioridad:
    • Conocimiento ascendente de Dios a través de las criaturas externas a él, de sus sentidos propios, de la memoria y de su vehemente, indomable y siempre insatisfecho deseo de ser feliz.
    • Autoconocimiento.
    • Descubre el amor que el Padre le ha manifestado en su Hijo Jesús Mesías, salvador y mediador, a quien todo hombre debe la gracia de la filiación divina, la certeza de haber sido perdonado y la curación de sus enfermedades morales.
  • Libro XI: Palabra eterna y palabras en el tiempo:
    • Balanceo entre eternidad de Dios y temporalidad de los hombres.
    • Agustín manifiesta sentir el tiempo como imagen de la actividad creadora de Dios.
    • Análisis del verso primero de la Biblia: fe en el Dios creador.
    • Agustín comienza a sumergirse en la contemplación y análisis de cuanto, por no ser Dios, debe la existencia a la omniabarcante Palabra divina. Esta es diferente de las palabras humanas. Posteriores, en efecto, a quien las emite, deudoras de él e irrecuperables una vez formuladas, necesitan tiempo para ser ora articuladas, ora escritas. Aquella, en cambio, coexiste desde siempre con Dios y nunca, ni siquiera crucificada –desatendida por los hombres– y sepultada –entregada a la sorda tierra, que ahoga todos los gritos y seca todas las esperanzas– se aleja del Padre que siempre la engendra amándola.
    • Agustín analiza la naturaleza del tiempo, puesto que las palabras en él acontecen por ser imposibles sin él. Percibido el presente, recordado el pasado y aguardado el futuro, los tres existen continuamente en la conciencia humana. En ella mide el hombre las impresiones que esos tres estadios temporales le dejan, a medida que se suceden uno a otro. De esta dispersión, de esta sucesión imparable libera el Hijo de Dios, mediador, que conduce a los hombres al Padre, anterior a todos los tiempos y creador de todos ellos, el cual conoce sin distracciones ni variaciones. El hombre se vuelve hacia él prestándole atención.
    • Este libro centrado en la Persona primera de la Trinidad, la que es Padre del mediador Jesús, y Origen y Meta de cuanto existe por haberlo creado él mediante quien, por ser su Palabra eterna, dicha y engendrada por él desde siempre, es Hijo suyo.
  • Libro XII: la palabra y las palabras:
    • Libro centrado en la segunda Persona de la Santísima Trinidad: unidad y claridad de quien es la Palabra personal de Dios, frente a la pluralidad y ambigüedad de las palabras de los creyentes.
    • Exégesis del Génesis: tierra inane y vacua (Gn 1, 2a), que Agustín traduce como invisible e incompuesta, que le faltaba el principio interno de organización de la Palabra del Hijo.
    • Narra iitinerario interior a modo de resumen de toda la obra de Confesiones.
  • Libro XIII: la Iglesia, remate de la Creación:
    • Tercera persona de la Santísima Trinidad. Unión del hombre con Dios a través de la acción del Espíritu.
    • El Espíritu Santo descubre la bondad de la Creación.
    • El conjunto formado por la existencia, el conocimiento y la voluntad humanos es imagen de la Trinidad divina, esta continúa incomprensible para el hombre; lo que nada sorprende, si se tiene en cuenta que él ni siquiera se conoce a sí mismo, pues no entiende del todo su propia estructura trinitaria interna.
    • Medios de santificación de la Iglesia y características del cristiano maduro.
    • Agustín habla en nombre de quienes se saben creados y redimidos: anhelo de llegar al Padre desde la experiencia de criaturas recreadas en la Palabra por el Amor que es el Espíritu Santo.

4. Las Confesiones en la actividad de Agustín polemista

El vacío del materialismo

Agustín no tiene temperamento furioso, estima al prójimo. Es polemista por su experiencia en el vacío de certezas que hace sufrir al corazón y por su amor a la verdad. Califica duramente a adversarios. Los tacha de curiosos, es decir, ávidos de informaciones, de las que vanagloriarse ante aquellos mismos a los que por carecer de ellas desprecian; de arrogantes y, por eso, contradictores orgullosos.

  • Maniqueísmo: existencia de dos realidades absolutas – el bien y el mal – con las que justifican actos reprobables. Ante esto Agustín descubre una responsabilidad humana que acredita la dignidad del hombre.
  • Donatismo: quieren Iglesia sin pecadores, negando una nueva vida y el ser rehechos de los pobres de espíritu – como afirma San Agustín.
  • Pelagianismo: negaba el pecado original y afirmaba que la gracia divina no era necesaria, ni gratuita, sino merecida por un esfuerzo en la práctica de la misma. Ante esto Agustín descubre la acción – sanadora, iluminante y robustecedora – de Dios Padre a través del Hijo mediador para recuperar toda la humanidad mediante la recreación eclesial del Espíritu Santo.

5. Las Confesiones dentro de los escritos de San Agustín

Los neoplatónicos y San Pablo – en la imagen – claves de la conversión de San Agustín

Las Confesiones forman parte de un todo. Son una apologética contra las herejías. Sus escritos representan su corazón en alabanza por el amor de Dios gratuito y previo a todo mérito humano.

  • La Trinidad
    • Estructura ternaria de las Confesiones que destapa condición trinitaria del ser humano: existente, conocedora – no autosuficiente – y amante.
  • Ciudad de Dios: interpretación de la historia universal como historia de la salvación. Lucha entre Jerusalén y Babilonia. La Iglesia es la meta de la Creación recreada.
  • Biblia Agustiniana
    • Génesis: análisis de la gracia del estado primigenio. El vigoroso, fecundo y estimulante origen.
    • Salterio: devocionario con los secretos de la oración. Núcleo de toda teología.
    • Juan: halló el contrapeso decisivo a la búsqueda espiritualista practicada por los neoplatónicos. La humildad del Cristo joánico, quien como Palabra deviene carne, lo salva a última hora del sentido profundo orgulloso de la filosofía platónica – de las ruinas que causa el amor interesado.

6. Propuesta de lectura de las Confesiones

En los cuatro libros conclusivos Agustín desarrolla temas que aparecen en la sección teórica del libro primero, esto es, los seis párrafos iniciales.

Parejas bien avenidas

  • Unión libros 2 y 9: compañías personales y metáforas: abismo del pecado, ascenso espiritual, paraje fértil, audición, cadena.
  • 3 y 8: filósofos, biblia, maniqueísmo y misericordia.
  • 4 y 7: evolución intelectual, humildad, Dios de mi corazón, Jesucristo.
  • 2, 6 y 10 temática común: el pecado, la sensualidad –símbolo de los cuales es el abismo tenebroso– y la cuestión de la felicidad del hombre, sin respuesta hasta el final del libro 13. En 6 el Salvador le saca del abismo con los neoplatónicos y San Pablo.
  • 4 y 8: problema de la identidad

7. La conversión al Dios vivo, clave de interpretación de las Confesiones

Presupuesto para un final feliz

Cuando el hombre conoce y busca un bien superior, ha dado el primer paso hacia su nuevo abrazo con Dios.

Mapa del viaje

Hay varias etapas en el camino de la regeneración espiritual siguiendo el Génesis: abismo, tierra seca, frutos (especies animales), iluminación (dos faroles sol y luna), descanso.

Abismo tenebroso

Es el pecado y la sensualidad. El Salvador le sacará del abismo a través de los neoplatónicos y San Pablo.

Tierra sedienta

Imagen de quien está sediento de Dios.

Vida amenazada por la muerte

Liberación que respecto a la sensualidad humana y la inestabilidad propia de lo creado. Sólo una realidad inmutable, sólo Dios, puede defender definitivamente al hombre del desgarro existencial. Agustín se distancia del orgullo de menospreciar posturas ajenas por defender la suya, y siente que el camino que lleva derecho y a fondo hasta Dios es no la lucidez dialéctica ni la sumisión sino el amor al prójimo.

El hombre imagen de Dios

Resolver nuestra identidad es clave para afrontar cualquier reto vital

Los escritos neoplatónicos le ayudan a encontrarse a sí mismo y a ver la verdad inalterable por encima de su propio principio vital, su alma.

A su memoria se debe que el hombre, al recordar los valores que le rondan y pretenden metérsele dentro, les preste atención, salga de sí y no se entere de quién es él, cómo se encuentra, a dónde puede llegar y con qué recursos cuenta para ello. Para poder, pues, reencontrar la verdad, la humanidad entera necesita, como quien en este libro es su portavoz, un mediador adecuado; función que sólo Cristo es capaz de ejercer.

En su análisis del tiempo, al que considera estiramiento del alma, aparece la tensión que en el individuo humano producen su condición de imagen divina y su alejamiento respecto a Dios.

8. Conclusión

Al final de su vida recita Salmos penitenciales y prepara su muerte con bellos poemas como el siguiente:

«Las palabras se me van como palomas de un palomar desahuciado y viejo y sólo quiero que la última paloma, la última palabra, pegadiza y terca, que recuerde al morir sea esta: Perdón»

Libros similares

Bestseller No. 1 Confesiones: 70 (MINOR)
RebajasBestseller No. 3 Confesiones (Clásica)
Bestseller No. 4 Confesiones
RebajasBestseller No. 6 Confesiones de un gánster de Barcelona (MAXI)
Bestseller No. 7 La Confesión
Bestseller No. 10 La confesión [Blu-ray]
RebajasBestseller No. 12 Confesiones (El libro de bolsillo - Filosofía)

1 thought on “Introducción a las Confesiones de San Agustín de Hipona

  1. Pingback: ALGUNOS PROBLEMAS FILOSÓFICOS QUE TRABAJA SAN AGUSTÍN – Filosofía para todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos comentarios

Reading Now


goodreads.com